Newsletter
Menú
Buscar

DISRUPTIVE BLOG

16

mayo

19

Content

79 votos

¿Cuál es la estrategia de marketing digital perfecta?

Esa es una pregunta que me la hacen todos los días y es imposible de responder. Cada marca puede crear su estrategia digital y quizás si la repitiese o la usase otra marca no serviría. Cada acción es única y lleva consigo miles de detalles y contextos que la hacen única.

Pero sí que podemos hablar de claves para conseguir que tu estrategia digital, sobre todo, la que puedes desarrollar en redes sociales sea cada vez mejor. Atenta y atento porque es mucho más sencillo de lo que parece de primeras.

  • Establece unos objetivos

Está claro que lo que primero tenemos que pensar y plantearnos es el por qué hacemos esta campaña. ¿Qué queremos conseguir con ella? Quizás queramos notoriedad de marca, que la gente la conozca. También queremos conseguir ventas o que la gente use un hashtag, o se descargue una aplicación, etc. Son muchos los objetivos, pero dependiendo de cuál queramos lograr, usaremos unas propuestas creativas u otras.

Y recuerda que esos objetivos deben ser realistas, deben ser medibles y deben tener una duración en el tiempo. Algo que es poco realista, que no puedes medir y que no dura es como si no existiese.

  • Establece un funnel de acciones:

Lo importante, sobre todo si eres una marca, es que uses tus redes sociales para darte a conocer y para vender. Por ello es muy importante que uses tus redes sociales para captar nuevos compradores y que se conviertan en fans de tu producto. Las redes sociales deben estar dentro de tu funnel de actividad para activar a ese usuario, captarlos, convertirlo y fidelizarlo.

  • Escoge las redes:

Hubo un tiempo en el que las marcas querían estar en todas las redes sociales por miedo a no ser notorias. Pero ahora, cuando ya sabemos cómo es cada red social y su target, es momento de decidir en cuál estar y en cuál no. Es muy sencillo, es cuestión de saber dónde está el target de tu producto; observar cómo usa esa red tu target y para qué y si el usuario necesita que estés en ella.

  • Planifica y gestiona:

Es muy importante que una vez decides el para qué y el dónde, ahora establezcas el cómo lo haces. Por ello debes organizar los contenidos en función de quién los va a consumir, cuándo, en qué formatos y sobre todo lo que quieres contar con ellos. Es la parte más relevante, de ello dependerá el funcionamiento de tus redes. Por ello establece las horas, los días, los formatos, el tono y el lenguaje que usarás y cómo deben gestionarse todo aquello que publiques. Planificar no significa que no seas modulable, pero necesitas mantener una cohesión y que todo lo que publiques respire la esencia de tu marca.

  • Mide y decide:

Todo lo que hagas debe ser analizado para que puedas tomar decisiones. Por ello todo en las redes sociales es cuestión de probar. No temas los algoritmos, ni los formatos establecidos. Las redes sociales no son matemáticas, ya que detrás de ellas hay personas. Por eso debes ir testando propuestas y ver qué es lo que mejor funciona en la marca, no copiar las fórmulas de otros.

Una vez que vayas obteniendo resultados positivos, y negativos también porque así sabrás lo que no funciona, podrás comenzar a establecer tipologías de formatos, de categorías, líneas editoriales, etc. Lo importante es que te tomes tu tiempo necesario para investigar, escuchar y proponer. No deseches las cosas de primeras y por supuesto tu marca debe respirar lo mismo fuera y dentro de las redes. Esa es la clave.

Si quieres ampliar tus conocimientos sobre redes sociales y marketing digital, inscríbete en nuestro workshop de Influencer Marketing.

79 votos

QUIERO COMPARTIR ESTA PÁGINA

Temas
relacionados

QUIERO COMPARTIR ESTA PÁGINA