Newsletter
Menú
Buscar
Edit.PT

DISRUPTIVE BLOG

03

Marzo

17

Google Adwords

¿Quién trabaja en la UX de un proyecto?

Tras casi veinte años trabajando, muchas veces me preguntan cuándo empecé a trabajar en Experiencia de Usuario (UX).

En primer lugar, la disciplina es vastísima y cada persona puede aportar una visión diferente y complementaria de la UX, con un enfoque personal que viene determinado por su puesto de trabajo: no es lo mismo ser un diseñador de interfaz en una start-up, que un investigador en una multinacional, que un programador de una empresa consultora, o un tele-operador que atiende quejas a las cuatro de la mañana.

También depende del sector. No es lo mismo mimar la UX de un videojuego, de una aplicación móvil bancaria o de un e-commerce: los primeros buscan engagement, los segundos quieren  eficiencia, y los últimos persiguen maximizar la conversión. Entender el producto, el entorno empresarial en el que se desarrolla, y cómo el usuario se interrelaciona con ello es muy distinto.

Si hablamos de herramientas, cada día nacen y mueren técnicas de investigación, software de prototipado con un sinfín de plugins de mejora, funcionalidades de analítica que permiten cruzar datos que nunca se hubiéramos pensado que se podrían conocer, frameworks de desarrollo que permiten una mayor rapidez o bots que prometen responder al lenguaje natural de los usuarios.

Ante todo este maremágnum, decir cuándo empiezas a trabajar en UX no tiene tanto que ver con las herramientas que usas, ni en el sector en el que te ocupes, ni el título que figura en tu tarjeta de visita. Se empieza a hacer UX cuando buscas, entiendes y haces tuya la necesidad de la persona a la que te diriges. Cada persona que participa en la entrega del servicio o del producto, ya sea en la parte de front (lo que el usuario ve) o del back (lo que el usuario no ve), genera la percepción positiva o negativa del mismo. De nada sirve diseñar algo precioso si al usuario no le interesa; o que no haya bugs en el código si el botón que se debe pulsar está escondido tras un texto incomprensible; o cuál será el sentimiento de un cliente si se corta la llamada cuatro veces en medio de una acalorada discusión aunque los tele-operadores empleen su “sonrisa telefónica”.

Todos participamos en la UX de los productos y servicios finales, por lo que es necesario implicar a todas las partes que afectan al resultado,  ya sea como diseñadores, programadores, inversores, abogados o investigadores de mercado. Cada uno con su punto de vista, y por eso todas las profesiones deberían conocer y aplicar de forma coordinada las bases de la Experiencia de Usuario.

Por ello, en EDIT. entendemos la necesidad de ofrecer a los alumnos una visión amplia y completa de la Experiencia de Usuario, sea cual sea su papel dentro del proceso de creación de productos y servicios, y por ello en todos los cursos existe un módulo de introducción a la Experiencia de Usuario que permite conocer e implementar las principales técnicas y herramientas del momento.

QUIERO COMPARTIR ESTA PÁGINA
QUIERO COMPARTIR ESTA PÁGINA